4.3.3. Digitalización

La buena posición que ocupa la CAPV en el indicador de familias con acceso a banda ancha contrasta con posiciones más bajas en el indicador de compras por Internet

En la Tabla 26 se incorporan dos indicadores relacionados con el uso de internet como proxies de la sofisticación de la demanda. El indicador de familias con acceso a banda ancha se incrementó de manera importante en el último año, como venía haciéndolo en años anteriores, sobre todo a partir del año 2016, cuando sobrepasó el nivel de las medias española y europea. En 2017 también superó el de las regiones comparables y en 2018 se encuentra a la par de Alemania. Fruto de todo ello, la CAPV ocupa en 2018 una posición alta cuando se compara con la media europea y las CCAA, y una posición media con el conjunto de las regiones comparables. Esto ha sido posible por el despliegue de la infraestructura, que no solo llega a la puerta de casi todos los hogares, sino que está siendo contratada en mayor medida que en años anteriores. Esto contrasta con el indicador de compras por Internet, en el que la CAPV aún se encuentra en la parte baja del ranking de regiones europeas y a la cola del de regiones comparables y en una posición intermedia en España. El Recuadro 3 recoge algunos otros elementos sobre la digitalización de la economía y sociedad vasca.

Tabla 26. Situación de la CAPV con respecto a los indicadores de digitalización
Tabla 26. Situación de la CAPV con respecto a los indicadores de digitalización. Hogares con acceso a banda ancha
Tabla 26. Situación de la CAPV con respecto a los indicadores de digitalización. Individuos que realizaron compras online
Fuente: Eustat y Eurostat. Elaboración propia.
Nota: Salvo excepción de disponibilidad de datos, para la elaboración de los rankings se han considerado 218 regiones europeas (en azul), la CAPV y el grupo de 30 regiones comparables (en verde) y las 19 Comunidades y Ciudades Autónomas (en rojo).
Gráfico 21. Evolución de los indicadores de digitalización
Gráfico 21. Evolución de los indicadores de digitalización. Hogares con acceso a banda ancha
Gráfico 21. Evolución de los indicadores de digitalización. Individuos que realizaron compras online
Gráfico 21. Evolución de los indicadores de digitalización. Leyenda
Fuente:  Eustat y Eurostat. Elaboración propia.

RECUADRO 3 Principales conclusiones del Informe DESI del País Vasco

En línea con los indicadores de entorno empresarial, Orkestra ha llevado a cabo un informe sobre la digitalización de la economía y la sociedad vascas, medida a través del indicador DESI. Como no existen datos disponibles para las regiones europeas, la comparativa se hace con los países, por lo que hay que tener en cuenta que dentro de esos países hay importantes diferencias que desaparecen cuando se tiene en cuenta la media nacional.

En 2018, según este indicador, la CAPV ha continuado su avance en digitalización, alcanzando el quinto lugar, tras los países escandinavos, mejorando una posición en el último año. La buena situación vasca se sustenta en cuatro de los cinco pilares que componen el índice, esto es, unas avanzadas condiciones de conectividad, el capital humano, la integración de tecnología en las empresas y el desarrollo de servicios públicos digitales, todos ellos por encima de la media europea. En cambio, el uso de servicios basados en internet desde los hogares continúa siendo una barrera para la plena digitalización de la sociedad vasca.

Gráfico 22. Digital Economy and Socity Index, DESI 2018
Gráfico 22. Digital Economy and Socity Index, DESI 2018

El avance en casi todas las dimensiones, subdimensiones e indicadores no ha permitido, en cambio, ganar posiciones con relación a otros países, señal inequívoca de que la digitalización ocupa un lugar importante en la agenda de todos ellos.

Según este indicador, se han venido confirmando algunas de las principales palancas para la materialización de la Euskadi digital, así como las principales barreras. Entre las primeras cabe señalar la digitalización de las empresas, las infraestructuras de conectividad a las redes digitales o la existencia de habilidades avanzadas en la sociedad y economía vascas. Por el contrario, el aprovechamiento de los canales para el comercio electrónico, el uso de servicios digital que impliquen transacciones económicas o el precio relativo de la banda ancha se han mantenido en posiciones de mejora, por lo que requieren continuar prestándoles una especial atención.

Fuente: Zubillaga Rego, A. y Peletier Espiga, C. (2019) Economía y sociedad digitales en el País Vasco 2018. Cuadernos de Orkestra 2019/50.

RECUADRO 4 Contexto energético

El sector energético es clave para la competitividad del territorio, tanto por el peso que tiene en sí mismo para la generación de empleo y riqueza como por el impacto que la energía, como input, tiene en el resto de los sectores. En este sentido, en este recuadro se abordan distintos aspectos que ayudan a entender este contexto.

La industria del País Vasco en 2017 fue responsable del 39% del consumo energético del territorio, justo por detrás del transporte (40%). Este porcentaje, que solo es comparable con el de Finlandia (44%) y cercano a los de Suecia (35%), Bélgica (34%) y Austria (34%), es debido principalmente a una especialización de la economía vasca en el sector industrial. La industria de la CAPV se ha especializado, además, en sectores intensivos en energía como: la siderurgia y fabricación de tubos, el cemento, el vidrio, el papel, la química básica y el refino, así como en otros sectores como la madera y el caucho.

El contexto de los costes energéticos que afronta la industria vasca no es especialmente favorable, tanto porque el precio de la energía ha aumentado en los últimos años, como por la comparativa con los precios de la energía en otros países europeos. Así, el precio mayorista marginal del gas natural en el mercado ibérico está sistemáticamente por encima de los precios del gas natural en otros mercados del entorno, debido principalmente a la fuerte exposición del sistema gasista ibérico a los precios del gas natural licuado y a su vulnerabilidad ante situaciones de escasez de oferta (p. ej., en momentos de demanda elevada de gas natural en invierno o en verano), dada la relativamente baja capacidad de interconexión con el resto de Europa continental. En general, los precios del gas natural para consumos industriales se indexan al precio del hub más líquido de Europa (TTF), con un mark-up elevado que tiene en cuenta las peculiaridades del sistema gasista ibérico. Los precios finales resultantes para consumos industriales, una vez añadidos los costes de acceso a las redes y los impuestos, se sitúan por encima de la media de la UE.

En el caso de la electricidad y tomando como referencia datos de Eurostat, se observa que los precios de la electricidad en España para consumos industriales se sitúan en valores promedio en la UE para casi todas las bandas de consumo, con precios más elevados para los consumidores con consumos menores a 20 GWh/año. El peso del precio mayorista de la electricidad en el precio final de la electricidad en España es superior al que se observa en otros mercados europeos, reflejando la exposición del precio marginal del sistema eléctrico ibérico al precio de los combustibles fósiles, pese al relativamente elevado peso de las energías renovables (más la energía nuclear) en el mix eléctrico. Solo en el caso del petróleo y de sus derivados, los precios para consumos finales en España se sitúan generalmente por debajo de la media de la UE, debido a una menor presión fiscal.

No obstante, es destacable que la economía de la CAPV presenta una menor intensidad energética (relación entre el consumo energético y el producto interior bruto PIB) que el promedio de la economía española y que la media europea, resultando por tanto más eficiente.

Por su parte, la cuota de energías renovables en el consumo final bruto de energía se encuentra por debajo de la media española y europea, a pesar de contar con industria asociada al desarrollo de este tipo de energías (eólica, de biomasa incluso solar).