2.3.3. Uso de servicios de Internet

La medición del uso de Internet por parte de los hogares se realiza a partir de unos indicadores genéricos y de una selección de servicios disponibles “online” que se engloban en tres sub-dimensiones: uso de Internet, actividades “online” y transacciones. La que contribuye con mayor peso en la dimensión es la de actividades (50%) mientras que las otras dos se reparten el 25% cada una.

La Tabla 5 presenta los valores y posiciones de las tres sub-dimensiones incluidas en la dimensión de uso de los servicios de Internet en los hogares.

Tabla 5. Comparativa de sub-dimensiones de uso de servicios de Internet.
Tabla 5 Comparativa de sub-dimensiones de uso de servicios de Internet
Fuente: Elaboración propia

La sub-dimensión de uso de Internet se compone de dos indicadores que miden tanto la proporción de usuarios habituales como de no usuarios de Internet. La referente a actividades “online” es la mayor en cuanto a número de indicadores, incluyendo ocho. Esta sub-dimensión recoge actividades de diversos tipos, desde ocio, comunicación, interacción social, etc.

Finalmente, una última sub-dimensión mide algunas de las transacciones que pueden realizarse en Internet como la compra-venta de bienes y servicios o la banca electrónica.

La CAPV se sitúa por encima de la UE-28 únicamente en la primera sub-dimensión. Tanto en el uso de Internet para actividades “online” como para transacciones ocupa posiciones relegadas.

A continuación se detallan los indicadores que miden el uso de Internet.

Tabla 6. Comparativa de indicadores de uso de servicios de Internet.
Tabla 6 Comparativa de indicadores de uso de servicios de Internet
Fuente: Elaboración propia

La dimensión relacionada con el uso de servicios de Internet es en la que peor se sitúa la CAPV y esto se refleja en la mayoría de los indicadores que conforman la dimensión. De los trece indicadores, solo tres cuentan con valores por encima de la media de la UE-28. Destaca el indicador de cursos “online”, en el que la CAPV ocupa el primer puesto y con un amplio margen frente a la media. Los peores resultados en cuanto a posiciones se observan en música, vídeos y juegos, videollamadas y redes sociales.

  1. El indicador 3.a.1 es inverso, es decir, cuanto más bajo, mejor.