Son tiempos de crisis y los problemas que tenemos entre manos exigen respuestas rápidas. El sistema sanitario debe responder con rapidez para salvar vidas y todos los que trabajamos en torno a la competitividad debemos actuar también con rapidez para ayudar a las empresas y, en consecuencia, al mantenimiento de los empleos. En tiempos como éstos resulta difícil comenzar a construir modelos de gobernanza colaborativa porque sus resultados se ven a largo plazo. Pero al mismo tiempo es imprescindible hacerse una pregunta: ¿los esfuerzos que se han realizado en la última década para desarrollar una gobernanza colaborativa en la Comunidad Autónoma del País Vasco pueden ayudar ahora a responder rápidamente en la crisis?. Esta es la pregunta que queremos responder en las siguientes líneas.

El primer paso para entender la relevancia de los modelos de gobernanza es tener en cuenta la complejidad de esta crisis. La crisis del COVID-19 ha puesto de manifiesto los grandes retos de nuestro sistema socioeconómico y la complejidad que deriva de sus interrelaciones. Un ejemplo de ello es la dicotomía que se está presentando entre la salud y la economía. Igualmente, dentro de la actividad económica las soluciones para hacer frente a una crisis que afecta a tantos sectores, empresas, cadenas de valor y agentes deben definirse teniendo en cuenta esta complejidad. En consecuencia, llevar a la práctica las recomendaciones que señalamos en el informe de Orkestra es ya en sí mismo un reto complejo. ¿Qué significa esto? Pues que, más allá de la suma de las reacciones individuales, las respuestas sistémicas basadas en la coordinación, la búsqueda de sinergias y la colaboración son más necesarias que nunca. Y que, para ello, serán imprescindibles los liderazgos fuertes pero que a la vez estén basados en relaciones y en respuestas colectivas. Esto nos lleva a concluir que los modelos de gobernanza multiagente y de plano territorial adquieren una importancia vital en esta nueva situación.

Si dirigimos nuestra mirada a las medidas que se están adoptando en otros territorios, se reafirma la importancia de los modelos de gobernanza colaborativa. Por ejemplo, en Italia el modelo de colaboración multiagente es una de las seis principales líneas de intervención entre las medidas de apoyo a las empresas más pequeñas. En Francia, asimismo, se está subrayando el valor que tiene la gobernanza multinivel para promover la relocalización de las cadenas de valor. De hecho, en esta línea de trabajo que se impulsa desde el ámbito estatal se hace hincapié no sólo en el importante papel que tienen las instituciones regionales sino también las agencias de desarrollo locales para identificar las posibilidades de relocalización.

¿Y en nuestro contexto? En nuestro contexto existen modelos de gobernanza multinivel y multiagente que han salido a la luz y demostrado su valía en el marco de esta crisis. En esta última década en Orkestra hemos tenido un aprendizaje profundo en este tema en el proyecto que hoy conocemos como Etorkizuna Eraikiz – Laboratorio de Desarrollo Territorial, y es por esto por lo que ponemos nuestro foco en Gipuzkoa para esta reflexión. La Diputación Foral de Gipuzkoa ha puesto en marcha unos espacios de diálogo con las agencias de desarrollo comarcal para aunar esfuerzos contra las consecuencias económicas de la crisis, y las empresas más pequeñas han sido el centro de estos diálogos. Precisamente, todos los indicios apuntan a que será el de la empresa pequeña y micro el colectivo que más padecerá esta crisis en el ámbito económico. Este es también uno de los resultados del análisis realizado en Orkestra para analizar la vulnerabilidad financiera de las empresas ante la crisis.

En la actual fase de resistencia, la Diputación Foral ha creado estos espacios de diálogo de manera muy ágil; y estos mismos espacios tienen, sin duda, un valor esencial para definir acciones y estrategias en la fase de recuperación. Más aún si se quieren abordar en esta fase de recuperación los retos estructurales de la sociedad y la economía. Y es que, tal y como muestran las aproximaciones a la transición sostenible, ante problemas recurrentes es necesario no sólo contar con estrategias a largo plazo, sino con sistemas vivos de gobernanza. Por un lado, para tener flexibilidad para dar respuestas rápidas y adecuadas ante retos de futuro repentinos. Por otro, por el impacto positivo que puede tener la gobernanza sostenible en el ámbito socioeconómico y la sociedad.

Estas reflexiones nos llevan al dilema de las políticas a corto y largo plazo. Las decisiones y acciones colectivas ágiles en materia de políticas de desarrollo territorial se suelen dar sobre la base de fundamentos construidos con anterioridad. Además de ser útiles para responder a las necesidades de las empresas y del territorio en el corto plazo, las relaciones trabajadas durante años en el Laboratorio se han convertido en un instrumento valioso para construir estrategias de medio y largo plazo. Así pues, y a pesar de que habitualmente se suelen desarrollar de manera más lenta que lo deseado, esto nos muestra la importancia de trabajar en la construcción de modelos de gobernanza colaborativa.

En este sentido, es importante recordar que cuando superemos esta etapa de resistencia y nos adentremos en las fases de reconstrucción y renovación de la actividad económica, la gobernanza colaborativa será un instrumento necesario para construir respuestas que, más allá de las ayudas individuales, sirvan al conjunto del sistema. Porque de forma colectiva llegamos a lugares donde individualmente no podemos llegar y esto será imprescindible, sobre todo si se quiere ayudar a las pequeñas empresas. He ahí uno de los secretos de la combinación de corto y largo plazo: mantener y sostener los esfuerzos de largo plazo incluso cuando los problemas del corto plazo nos exigen una actuación decidida.


ainhoa arrona

Ainhoa Arrona

Ainhoa Arrona es investigadora en Orkestra – Instituto Vasco de Competitividad. Doctora en ciencias sociales por la Universidad de Deusto, es Licenciada en Humanidades y Empresa (Universidad de Deusto) y Master en Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa (UJI-UNED).

Ver perfil completo


miren estensoro

Miren Estensoro

Miren Estensoro es Doctora en Economía por la Universidad del País Vasco e investigadora de Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad. También es docente en Deusto Business School.

Ver perfil completo

 

 


miren larrea

Miren Larrea

Miren Larrea comenzó su carrera profesional como ayudante de investigación en la Universidad de Deusto, donde realizó su tesis doctoral sobre los sistemas productivos locales de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Ver perfil completo


miren larrea

Amaia Zumeaga

Graduada en Liderazgo emprendedor e innovación por la Universidad de Mondragon, Amaia ha cursado el Master en Competitividad e Innovación impartido por la Universidad de Deusto.

Ver perfil completo