18 de julio de 2019

Usue henar competitiveko web

Competitiv’eko, proyecto de colaboración transfronteriza entre Euskadi, Aquitania y Navarra, ha cerrado su persiana tras tres años de intensa colaboración. “El resultado ha supuesto todo un hito a nivel europeo y en los tres territorios donde se ha trabajado”, tal y como señala Henar Alcalde. La investigadora de Orkestra, que junto a Usue Lorenz, facilitadora de investigación de esta misma institución, ha contribuido aportando conocimiento, metodología, análisis y elementos de debate a este proyecto europeo.

"Es difícil transitar hacia la lógica de la colaboración cuando son empresas que vienen de los mismos sectores y además en territorios o en ámbitos geográficos diferentes donde igual la visión del competidor es todavía más clara"

82 empresas se han adherido a un proyecto que ha centrado sus esfuerzos en impulsar sectores emergentes con potencial de innovación como: la fabricación aditiva, fabricación de dispositivos médicos a medida y la inteligencia artificial.

No obstante, si bien la colaboración empresarial está llena de oportunidades, no está exenta de desafíos a los que recomiendan prestar especial atención. Así lo recoge la publicación “Retos de la colaboración empresarial transfronteriza: experimentación en la eurorregión Nueva-Aquitania Euskadi-Navarra” y sobre ello hemos hablado en esta entrevista. 

3 consorcios, 6 plataformas de innovación del sector de la salud, 82 empresas asociadas… ¿con qué os quedáis?

HENAR: Desde el punto de vista de instituto de investigación para nosotros el mayor aprendizaje ha sido capturar una metodología que impulse la colaboración transfronteriza. Dicho de otro modo, poder canalizar, a través de una serie de fases, esas colaboraciones que pueden estar surgiendo de una manera espontánea para aprovechar al máximo el potencial de estas sinergias.

USUE: Hemos trabajado en un proyecto que combina espacios analíticos con espacios de acción. Ello ha posibilitado que el proceso haya sido estructurado y que haya habido una reflexión sobre los aprendizajes. Esto no es algo tan común en este tipo de proyectos europeos donde se prima más la acción, el fomento de la colaboración y la detección de oportunidades de mercado y demás. Desde nuestro punto de vista, este proceso ha contribuido para ver cómo institutos como el nuestro pueden aportar desde el punto de vista del análisis y aprendizaje.

La centralidad empresarial ha sido alta y esto es algo que ha contribuido a los resultados y que han apreciado ellas también.

El año pasado, comentabais que “aunque parezca lógico a primera vista el colaborar entre vecinos, la realidad es que hay un gran desconocimiento en las fronteras de lo que hay al otro lado y aprovechar fortalezas y crear sinergias”. ¿Ahora se conoce mejor al vecino?

HENAR: Se ha avanzado mucho y se ha realizado un gran esfuerzo por parte de las Cámaras de Comercio o Sodena a la hora de traer empresas de distintos territorios a un mismo espacio. De esta manera, hemos juntado a cuatro empresas del sector, lo que ha hecho posible que compartan sus retos y oportunidades. El germen está ahí, pero aún existe ese desconocimiento entre vecinos y resulta difícil colaborar más allá de la frontera porque se siguen percibiendo como competidoras. Es difícil transitar hacia la lógica de la colaboración cuando son empresas que vienen de los mismos sectores y además en territorios o en ámbitos geográficos diferentes donde igual la visión del competidor es todavía más clara.

USUE: El proyecto desde luego ha ayudado a que los tres territorios se hayan juntado y hayan hablado sobre las políticas industriales y de especialización. Competitiv’eko ha permitido generar más ruido y poner en el foco la colaboración transfronteriza tanto a nivel empresarial como desde el punto de vista de políticas.

 ¿Cómo se traduce esta colaboración en lo que respecta a logros?

HENAR: En el ámbito salud, por ejemplo, el polo ha llegado a colaboraciones concretas entre empresas, por lo que ha habido empuje y ganas de apostar por este ámbito, tanto desde los grandes grupos tractores, como las pymes. En parte, esto se debe a que se trata de un sector estratégico en los tres territorios. Esto ha posibilitado que en tres años 82 empresas se hayan adherido al polo, algo que desde luego para nosotros es un hito importante.

USUE: Se trata de un caso en el que se han integrado distintos conocimientos de manera intensa. Un ejemplo de ello es la construcción de las cadenas de valor. Este es un trabajo que normalmente realizamos los analistas o los miembros del consorcio, pero que con las sesiones de trabajo que hemos desarrollado durante el proyecto hemos podido enriquecer gracias a la integración de conocimiento de estas en la generación y construcción de estas cadenas. A su vez, el proceso ha permitido también que sean las propias empresas las que hayan podido definir la actividad de los propios polos. La centralidad empresarial ha sido alta y esto es algo que ha contribuido a los resultados y que han apreciado ellas también.

Las pymes que, de otra manera estarían más limitadas para desarrollar un producto o idea de negocio, encuentran en esta colaboración la posibilidad de compartir y trabajar conjuntamente para poder llevar a cabo esa labor.

La frontera se presenta a lo largo del trabajo como un espacio de oportunidad ¿Qué ventajas conlleva la colaboración transfronteriza?

HENAR: Desde el punto de vista de generación de masa crítica, la colaboración presenta grandes ventajas. A modo de ejemplo, las pymes que, de otra manera estarían más limitadas para desarrollar un producto o idea de negocio, encuentran en esta colaboración la posibilidad de compartir y trabajar conjuntamente para poder llevar a cabo esa labor. Asimismo, en un polo de 15 empresas, por ejemplo, se genera masa suficiente para poder ir a la licitación de proyectos, para identificar y explotar oportunidades, recursos tecnológicos, humanos, gestionar trámites burocráticos y administrativos, etc.

USUE: El espacio transfronterizo ha abierto nuevos mercados Un claro ejemplo de ello es cómo en el polo de INNOV MEDICA, los centros hospitalarios de cada región han podido iniciar contactos con centros hospitalarios de otras regiones; y empresas de las distintas regiones han podido acceder a los centros hospitalarios del otro lado de la frontera, accediendo a nuevos mercados y oportunidades de innovación.

Por el contrario, ¿qué barreras presenta?

HENAR: Las principales son burocráticas. A la hora de financiar estas prácticas es difícil proponer a un gobierno que financie una actividad empresarial que será desarrollada en otro territorio, porque esto genera unos spillovers y externalidades positivas que son beneficiosas para el territorio donde se localiza la actividad . Esto hace que se vivan tensiones políticas que a veces pueden afectar a la sostenibilidad de estos polos. La práctica va más allá de la política de colaboración transfronteriza y aquí es importante que las administraciones públicas avancen en la consideración de no pensar sólo en el territorio, sino la eurorregión en promover unos instrumentos políticos y públicos que apoyen esta colaboración, independientemente de dónde vaya a ser físicamente realizada la actividad. Creo que esto es todo un desafío.

USUE: La cultura y el idioma, son también barreras, puesto que pese a estar cerca trabajamos de manera distinta y a veces entenderte no es tan sencillo. Se ha avanzado mucho al respecto, pero aun así se presenta como un obstáculo importante. Asimismo, la sostenibilidad del proyecto se plantea como un reto, desde el punto de vista de impulso, apoyo, financiación, espacios. Pese a que hay una voluntad y compromiso por parte de las instituciones públicas de colaborar, aún está por determinar la forma y el cómo.

A modo de conclusión hacéis hincapié en la necesidad de pensar sobre el futuro de lo generado a lo largo del proyecto. Mencionando un trabajo sobre los instrumentos políticos para la cooperación inter-regional, sostenéis que es preciso hacer un mayor esfuerzo para desarrollar una inteligencia estratégica para los agentes y las políticas. ¿A qué os referís con esto?

HENAR: Creemos que es importante estudiar dónde pueden estar esas oportunidades de colaboración, identificarlas, analizar dónde puede haber sectores que donde pueda haber complementariedades. Examinar qué empresas pueden trabajar en este ámbito y trabajar en el acompañamiento desde el punto de vista de políticas públicas y apoyo desde la financiación a estos proyectos. Desde Orkestra consideramos que esto puede contribuir a la mejora de la competitividad del territorio.

Asimismo, recomendáis en vuestra publicación trabajar en un medio plazo en lugar de buscar el impacto a corto plazo. ¿Cómo de diferente hubiera sido el proyecto si se hubiera pensado a un medio/largo plazo?

HENAR: Con un plazo más amplio o con un mayor nivel de flexibilidad hubiéramos podido alargar el espacio de reflexión y de análisis, de tal manera, que lo hubiéramos podido acompañar de otra manera permitiéndonos así llegar a cosas más concretas con nuevos inputs analíticos que hubieran ayudado a la reflexión.

USUE: Está demostrado que el largo plazo contribuye a que se aborden de manera más exitosa los retos que se plantean en el proyecto. En este caso en concreto existe una voluntad de continuar tanto desde el punto de vista político, como del empresarial y de los propios agentes que han contribuido en el proceso. Desde nuestra perspectiva, consideramos que estos polos que se han construido en esta primera fase del proyecto serán más o menos exitosos según la visión estratégica de cooperación que se tenga. Esto es algo que se debe de construir con vistas a un largo plazo, tanto dentro como fuera del proyecto.

 


Henar Alcalde

Henar Alcalde

Doctora Cum Laude en Business Administration and Quantitative Methods (European Mention) por la Universidad Carlos III de Madrid. Estancia doctoral en Copenhagen Business School en el Departamento de Innovation and Organizational Economics (INO).

usue lorenz

Usue Lorenz

Usue Lorenz está licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales, especialidad Gestión Internacional, y ha completado su formación con un máster en gestión internacional y varios cursos relacionados con la competitividad de los territorios (cursos y conferencias relacionadas con la innovación, el desarrollo territorial y programas de innovación europeos).

Ver perfil completo

Cofinanciado por

interreg poctefa hadia

Etiquetas: Lab de empresa