9 de mayo de 2024

Encuentro presencial de la Iniciativa Iñigo de Loyola en México

  • Representantes de las 14 universidades de América Latina que forman parte de esta iniciativa se reúnen para reflexionar sobre su evolución.
  • Orkestra coordinó la red en sus primeros años y continúa participando de manera activa en el marco de su estrategia de internacionalización.  

El pasado mes de marzo tuvo lugar en Ciudad de México el primer encuentro presencial de la Iniciativa Iñigo de Loyola, en la que participan 14 universidades de la Asociación de Universidades Jesuitas de América Latina (AUSJAL), además de Orkestra y la Universidad de Deusto.

Tras cinco años trabajando telemáticamente para profundizar en el concepto de la competitividad al servicio del bienestar inclusivo y sostenible de los territorios, sobre la base de los principios y valores de Iñigo de Loyola, las personas integrantes de la red se reunieron para reflexionar sobre el pasado, presente y futuro de la iniciativa.

El encuentro también sirvió para interactuar con la comunidad universitaria y dar a conocer la iniciativa en México, además de identificar y poner en común otras actividades que han surgido a partir de la interacción entre los miembros de la red.

En representación de Orkestra participaron su directora general, Mari Jose Aranguren, y la investigadora Patricia Canto, quienes pusieron en valor “la fuerza de estas redes para escalar la capacidad transformadora de la investigación a otros contextos”.

Una red para profundizar en la competitividad al servicio del bienestar inclusivo y sostenible

La Iniciativa Iñigo de Loyola (IIL) se creó en la Cumbre Mundial de Universidades Jesuitas celebrada en la Universidad de Deusto en 2018 y durante los primeros años estuvo coordinada por Orkestra, periodo en el que la red publicó su primer trabajo: Competitividad al servicio del bienestar inclusivo y sostenible.

La coordinación de la segunda etapa de la red corrió a cargo de la Universidad Católica de Uruguay y fruto del trabajo desarrollado, la red publicó su segundo trabajo: El futuro del empleo post pandemia del COVID-19.

Einigo loyola mexico2n la actualidad, la Universidad Iberoamericana Ciudad de México está coordinando la tercera etapa de la red, que culminará con la publicación de un tercer trabajo centrado en el rol de las universidades en el impulso de un desarrollo que posibilite la reconciliación con justicia y dé pistas sobre cómo avanzar en superar las polarizaciones que frenan el desarrollo en diferentes contextos.

La siguiente etapa de la red, que coordinarán conjuntamente la Universidad Católica de Córdoba, la Universidad de Salta y la Universidad de Loyola, buscará reforzar la institucionalización de la Iniciativa, lo que apuntalaría el cumplimiento de su misión de: “promover en las diferentes instituciones de educación superior de la Compañía el desarrollo de capacidades para hacer investigación transformadora en sus realidades, generando un discurso compartido sobre la competitividad al servicio del progreso económico y social”.

Desarrollo de capacidades para hacer investigación transformadora

Orkestra lleva años trabajando con un enfoque de investigación transformadora, que busca transformar el territorio y abordar sus retos conectando el conocimiento académico global con el conocimiento práctico de los actores del País Vasco.

Ese rol de puente entre conocimiento global y local pone de manifiesto la importancia de las redes de conocimiento internacionales a las que pertenece Orkestra, cuya evolución es un reflejo de la evolución de su propia agenda de investigación.

Hoy en día el instituto comparte conocimiento sobre su investigación en competitividad territorial y políticas con una amplia red de universidades, asociaciones e instituciones y explora cómo escalar la investigación transformadora a otros contextos.

En Argentina se han llevado a cabo dos proyectos muy representativos, en ese sentido. El primero, con la Universidad Católica de Córdoba, se orientó a la creación de un centro de investigación sobre competitividad y al desarrollo de capacidades para hacer investigación transformadora. El segundo, en marcha actualmente, se desarrolla con la Agencia de Competitividad Córdoba y tiene como objetivo que la provincia se dote de un marco de competitividad para el bienestar propio, que facilite la toma de decisiones de política pública.