29 de junio del 2020

FOTO 2 BOLETIN ZUBIGINTZA JUNIO 2020 ok

Unai Andueza es un viejo conocido del Laboratorio de Desarrollo Territorial, puesto que los últimos años ha trabajado en la agencia de desarrollo de Tolosaldea y, desde esa entidad ha participado en numerosos espacios y actividades del Laboratorio. En la actualidad, es el responsable del Departamento de Proyectos Estratégicos de la Diputación de Gipuzkoa. Lo entrevistamos con la intención hablar de su nueva experiencia y de conocer su departamento.

1. Una de tus responsabilidades en el Departamento de Proyectos Estratégicos es trabajar, en cooperación con otros actores, para desarrollar la estrategia Elkar-EKIN Lanean. Habéis estado trabajando en esa estrategia los últimos meses. En concreto, ¿cuál es su planteamiento?.

Uno de los objetivos establecidos por la Diputación Foral para esta legislatura es hacer de Gipuzkoa uno de los territorios con menos desigualdad social de Europa. Cuando, a principios de febrero, me uní al proyecto y empezamos a dar los primeros pasos, la tasa de desempleo era pequeña. En esas circunstancias, pusimos el foco de nuestro trabajo en aquellos colectivos que tenían mayores dificultades para encontrar un empleo: jóvenes poco cualificados de 16 a 23 años, personas en desempleo crónico, mayores de 45 años, etc. Es decir, grupos de personas que podrían estar excluidas o en riesgo de exclusión. Para apoyar sus procesos de integración social a través del empleo, empezamos a preparar una convocatoria de ayudas, que finalmente se publicó en mayo. En esa convocatoria, hemos querido financiar itinerarios integrales de reinserción, programas de formación para empleo o creación y mantenimento de empresas de inserción laboral, entre otros.

2. ¿Quiénes participan en el desarrollo de esta estrategia y por qué es tan importante desarrollarla en colaboración con otros agentes? ¿La actual crisis sanitaria ha reforzado la importancia de la cooperación?

Para desarrollar la estrategia Elkar-EKIN Lanean, nuestro departamento ha colaborado con otros departamentos de la Diputación: principalmente, con el Departamento de Políticas Sociales, por su conocimiento especializado respecto a los colectivos citados; con el Departamento de Promoción Económica, por su experiencia con las empresas y en la creación de empleo; y con la Dirección de Estrategia (Gabinete), para garantizar la transversalidad. En este caso, me atrevería a decir que la colaboración, más que importante, es imprescindible. Esa colaboración comenzó dentro "de nuestra propia casa", pero enseguida se extendió a otros agentes. Para abarcar retos ambiciosos y para difundir reflexiones y acciones alineadas de muchas personas, se necesitan muchas manos.

3. ¿Cuáles son los retos de los próximos meses? ¿Esta nueva situación plantea nuevos retos?

Estamos comenzando a ver las consecuencias que va a tener esta inesperada crisis generada por el COVID-19. Desafortunadamente, la crisis económica agravará la situación de las personas que estaban ya excluidas de la sociedad y habrá más personas sin empleo y en riesgo de exclusión. Si Elkar-EKIN Lanean ya era un reto ambicioso antes de la crisis, ahora lo va a ser en mayor medida... La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto que es necesario un Plan de Empleabilidad común, que vaya más allá de la redefinión de estrategias dirigidas a los colectivos citados. Un grupo no logra los mismos resultados cuando cada miembro desarrolla una parte de la tarea de forma individual y posteriormente agrupa esos elementos o cuando desarrolla el proyecto en cooperación, y luego encarga a cada miembro que lleve a cabo una de las partes. Esto también puede ser aplicable a la Diputación: nos exige trabajar con un nuevo modelo. Nuestro reto es elaborar este plan común en cooperación, para que luego pueda ser desarrollado e implantado por cada departamento o programa.

4. Acabas de llegar a la Diputación Foral, pero conoces el Laboratorio de Desarrollo Territorial desde hace mucho tiempo, como miembro de una agencia de desarrollo. ¿Ves alguna diferencia entre los dos puntos de vista?

Cuando trabajaba en la agencia, entendía la importancia y la necesidad del Laboratorio como una forma de búsqueda de legitimidad. Siempre he defendido que las agencias de desarrollo, siendo parte de la administración pública, tienen mucho que aportar en esa co-creación de proyectos y convocatorias. Desde que trabajo en la Diputación, veo esa necesidad también desde otro punto de vista. La Diputación podrá establecer estrategias y objetivos generales, pero para llegar a desarrollar esas estrategias y conseguir los objetivos planteados es imprescindible la colaboración de otros agentes: empresas, organizaciones del tercer sector, centros tecnológicos, y, por supuesto, agencias de desarrollo. Los agentes locales son los que mejor conocen las dificultades y las necesidades de estos procesos, por lo que desde mi perspectiva actual, veo todavía más necesario ese modelo colaborativo de trabajo.

5. ¿Cómo estás viviendo esa doble perspectiva? ¿Qué ventaja tiene vivir el proyecto desde diferentes perspectivas? ¿Te llama algo la atención?

Sin duda, y como suele ocurrir en otras situaciones, ciertamente ayuda mucho vivir el proyecto desde diferentes perspectivas. Habiendo estado en ambos lados del proyecto, tienes la oportunidad de conocer la forma de pensar y las expectativas de los dos lados y, por eso, resulta más sencillo entender la perspectiva del otro y actuar con empatía.

¡Nunca pensé que lo experimentado en el Laboratorio de Desarrollo Territorial me resultase útil en un nuevo trabajo fuera del ámbito de las agencias de desarrollo! Solía conversar a menudo con las dos Miren de Orkestra, Miren Larrea los primeros años, y Miren Estensoro más tarde, sobre la eficiencia y la eficacia de lo que hacíamos y de todas las horas que dedicábamos a este proyecto. Miren Larrea me recordó más de una vez, sobre todo al principio, que este tipo de procesos llevan mucho tiempo y que se necesita paciencia, y que no perdiese la fe. Tras unos cuantos años desde que empezamos esta aventura, reconozco que tengo que darle la razón.

6. ¿Cuál crees que podría ser la aportación del Laboratorio a tu Departamento en esta legislatura?

Desde su creación, el Departamento de Proyectos Estratégicos ha sido algo diferente de los demás departamentos de la Diputación Foral: el objetivo final del mismo es definir, desarrollar e implantar estrategias territoriales. Si queremos que Gipuzkoa se convierta en referencia europea en algunas áreas, no es suficiente que la Diputación Foral destine fondos a ese propósito: no sería posible conseguir ese objetivo sin la colaboración, la confianza y la complicidad de los agentes del territorio. El desarrollo de estrategias requiere trabajar de forma transversal –es decir, con un modelo de gestión basado en proyectos– y no por unidades organizativas. Por lo tanto, eso exige también transformar la forma de trabajar dentro de la "casa". Veo el Laboratorio básicamente como un espacio donde desarrollar proyectos en un modelo de gobernanza compartido, donde obtener aprendizajes y experimentar nuevos modelos de trabajo. Nuestro departamento puede ser el espacio donde llevar a la práctica todos esos aprendizajes. De hecho, lo veo como un proyecto más del propio Laboratorio