25 de febrero de 2020

Entrevista grupo uplift

  • La juventud vasca se emancipa de media, a los 29 años y medio, seis años más tarde de lo que considera la edad ideal para independizarse

UPLIFT, proyecto europeo enmarcado dentro del programa Horizonte 2020 (acuerdo número: 870898) nace con el objetivo de abordar la desigualdad y la exclusión social en materia de acceso a la vivienda para jóvenes. Orkestra participa en él junto con el ayuntamiento de Barakaldo a través de sus diferentes concejalías ―liderando la de Vivienda y Gestión de Planificación Urbanística- y a su vez contará con la colaboración de ERETZA ―Sociedad de Gestión Urbanística de Barakaldo- y del BIC Bizkaia Ezkerraldea y la ONG Goiztiri. “Durante los tres próximos años se buscará estudiar y comprender la situación presente y futura de nuestro grupo objetivo, para así trabajar desde un enfoque innovador en el diseño de políticas urbanas orientadas a reducir estas desigualdades señala Noel Martín Muñiz, quien liderará UPLIFT en Orkestra.

Abordar la desigualdad y la exclusión social en materia de acceso a la vivienda para jóvenes. ¿Están nuestros jóvenes en riesgo?

La falta de recursos económicos y la carestía de la vivienda suponen un obstáculo a la hora de emanciparse. Según el observatorio vasco de la juventud de Euskadi, menos de la mitad de los jóvenes entre 18 y 34 años están emancipados. La razón principal radica en que el alquiler o compra de una vivienda supone más de la mitad de su salario mensual. En este sentido, el estudio pretende abordar las características y los términos en los que estos jóvenes acceden a la vivienda y ver qué efecto tiene ello en la inclusión social futura de los mismos, desde el punto de vista de hábitos, educación, energía o la posibilidad de formar una familia.

Se trata de un proyecto europeo a medio plazo, ¿Cómo se está planteando este desafío?

UPLIFT está conformado por 15 entidades europeas (“partners”) con perfiles técnicos multidisciplinares y ubicaciones geográficas diversas. Orkestra participa así con: The Metropolitan Research Institute (Hungría), The Delft University of Technology (Holanda), The University of Tartu (Estonia), SUPPEDITO SRL (Rumanía), Centro de Estudos para la Intervençao Social (Portugal), The Young Foundation (Reino Unido), UrbanPlus Droste Partner (Alemania), The Uppsala University (Suecia) y nosotros junto con el ayuntamiento de Barakaldo, entre otros.

En una primera fase estudiaremos y analizaremos el estado de la cuestión sobre el tema, las prácticas implementadas y experiencias extraídas. Posteriormente trabajaremos a través de cuatro “laboratorios sociales”: Amsterdam (Países Bajos), Sfantu Gheorghe (Rumanía), Tallinn (Estonia) y Barakaldo (España). Estas cuatro ciudades tienen realidades diversas pero complementarias en lo que respecta al problema de habitabilidad de los jóvenes. Buscamos estudiar cada uno de los casos para poder tener una visión holística de lo que sucede en Europa ya que el proyecto persigue analizar y buscar soluciones a un reto que afecta de manera general al viejo continente.

"El proyecto busca estudiar cada una de las cuatro ciudades elegidas para tener una visión holística de los que sucede en Europa en lo que respecta a acceso a vivienda por parte de los jóvenes"

¿Por qué habéis elegido Barakaldo como laboratorio vivo?

El acceso a una vivienda en Barakaldo, pese a ser un 18-25% más bajo que en Bilbao, es bastante difícil, puesto que el porcentaje del sueldo mensual familiar destinado a cubrir el alquiler de una vivienda supone gran parte de los ingresos reales de los hogares. El joven que pretende emanciparse se encuentra con un mercado cada vez más elevado en cuanto a renta o compra se refiere. El proyecto busca actuar en jóvenes e incluir madres solteras, migrantes con familias, etc. Barakaldo cuenta con la mayor población de migrantes, después de Bilbao, y es por ello por lo que también se ha pensado en esta ciudad para UPLIFT. De esta manera, se busca, además, estudiar el grado de integración de la población de la comunidad y conocer las condiciones en las que habita.

Anteriormente has avanzado que el proyecto persigue buscar soluciones a un reto que afecta a muchas ciudades europeas ¿Se puede adelantar algo en lo que respecta al problema de habitabilidad de los jóvenes en Europa?

Uno de nuestros socios en este proyecto es el Reino Unido. En Londres un tercio de los adultos-jóvenes aún no se han emancipado, mientras que poco menos de la mitad lo han podido hacer únicamente alquilando. Los precios de la vivienda se han elevado en las grandes urbes en poco tiempo al igual que los gastos asociados al mismo y el salario muchas veces es insuficiente para poder hacer frente.

En algunos de estos casos, se han buscado soluciones de carácter innovador para poder favorecer el acceso a estas viviendas.

¿A qué tipo de solución innovadora nos referimos?

En Ámsterdam, por ejemplo, el proyecto Starblok Riekerhaven ofrece viviendas asequibles a jóvenes refugiados y nativos, mezclados en igual proporción. Mediante esta iniciativa se busca mejorar las capacidades de jóvenes para darles un comienzo sólido en el mercado laboral y en lo que respecta al acceso de vivienda. Los participantes disponen de un contrato de alquiler de cinco años, tras los cuales se espera que puedan acceder de manera autónoma al mercado inmobiliario.

En Bilbao también existen varias iniciativas. Por un lado, está el proyecto Kuvu orientado a acompañar a los jóvenes a que encuentren una vivienda compartida con personas de diferentes generaciones con las que comparten características similares. Por otro, tenemos el programa de Viviendas Municipales de Bilbao para Jóvenes Solidarios, dirigido a alumnos universitarios y orientado a que compartan pisos de propiedad municipal a precios simbólicos a cambio de realizar tareas comunitarias.

"Buscamos que Barakaldo maneje, sienta y reconozca como suya una metodología que  permita desarrollar políticas en sintonía con lo expresado por este colectivo".

Con este proyecto se busca precisamente comprender la situación y trabajar desde un enfoque innovador el diseño de políticas urbanas para reducir desigualdades. ¿esto cómo se traduce desde el punto de vista del impacto desde la investigación?

Durante los años que dure el proyecto realizaremos un análisis del estado de la cuestión, las experiencias y las lecciones aprendidas en los procesos de implementación de políticas relacionadas en Europa. Así queremos brindar una metodología que permita generar dinámicas reflexivas compartidas entre los grupos de interés del territorio y que proporcione insumos para la elaboración de políticas concertadas y aún más próximas a la problemática que se persigue resolver o aminorar.

A nivel territorial buscamos que Barakaldo, maneje, sienta y reconozca como suya una metodología que, en colaboración con su población y los diferentes grupos de interés, permita co-crear, desarrollar e implementar políticas que estén en sintonía con lo que este colectivo afectado ha expresado.

  

logo European Commission

  

Etiquetas: Lab de bienestar