9 octubre 2018

  • Recomienda afrontar retos existentes para anticiparse a futuras señales de desaceleración económica
  • El informe destaca la recuperación inclusiva de la economía vasca y la mejora sus resultados económicos y sociales.
  • Orkestra ha presentado además el Observatorio de Competitividad que mide en tiempo real los principales indicadores socioeconómicos.

image2

El Informe de Competitividad del País Vasco 2018 apunta a que la recuperación está consiguiendo evitar posibles dualidades económicas, en la que una parte de la población u las empresas siguen progresando, pero otras quedan excluidas de ese desarrollo. El PIB per cápita ha aumentado, así como la tasa de satisfacción de vida, y los niveles de pobreza han mejorado en mayor medida que en otras regiones. En lo que respecta al desempeño empresarial los niveles de productividad se han incrementado, y las empresas se encuentran en una sólida posición financiera. No obstante, el trabajo elaborado por Orkestra- Instituto Vasco de Competitividad llama a aprovechar las condiciones existentes y a atender una serie de retos para poder preparase ante las señales de desaceleración económica que en gran parte vienen determinadas por la coyuntura económica mundial.

En concreto, el informe señala que el cambio de contexto - derivado de la subida de los tipos de interés y una escalada en el precio de la energía y la apreciación del euro-, así como los cambios geopolíticos -Brexit o Trumponomics- hacen que el futuro socioeconómico de la CAPV se presente incierto. En parte debido a las características de la especialización de nuestra economía y las altas tasas de apertura. A esto hay que añadir además los desafíos que se presentan a medio plazo en lo que respecta a la demografía o el cambio climático.

El diagnóstico de Orkestra, que mide más de 50 indicadores socioeconómicos, pone el foco en la necesidad de mejorar y atender aspectos como el desempleo, en especial el de larga duración y el femenino y juvenil. Pese a que estos niveles han mejorado en los últimos años, su evolución no ha sido tan positiva en comparación con las regiones europeas con características similares con las que el informe compara a la CAPV. Al reto del empleo se le suma además la automatización del trabajo, para lo que el informe de Orkestra llama a estrechar la colaboración estratégica entre las organizaciones educativas, empresa, gobierno y sociedad para garantizar que el futuro del empleo sea de calidad. En este sentido, añade que los retos sociales se presentan como una oportunidad para crear empleo en los próximos años.

Asimismo, el informe insta a que, para posibilitar el crecimiento económico y el empleo, se aumente nuestra cuota de comercio internacional. En esta línea, aunque los datos recogidos señalan que ha aumentado nuestra base de exportadores regulares, estos continúan operando con volúmenes pequeños. Orkestra señala, por tanto, que las políticas de internacionalización deberían aprovechar la consolidación de exportadores regulares y fomentar su intensidad exportadora.

Para ello, también se subraya la necesidad de innovar. Así, a pesar de tener altos niveles en innovación empresarial, en los últimos años se ha detectado un descenso del gasto en I+D. La innovación es más eficiente, pero los niveles de patentes y diseños comunitarios no se corresponden con los del gasto realizado. Las pymes continúan mostrándose rezagadas en este ámbito y es preciso implicarlas en la innovación, especialmente en la de carácter organizativo y comercial.

El trabajo también hace referencia a los costes laborales unitarios, que han continuado evolucionando positivamente, gracias al aumento de la productividad y la moderación salarial, pero aún continúan siendo altos. Para huir de este tipo de competencia el informe llama a invertir en innovación y aprovechar la sólida posición financiera de las empresas para aumentar este tipo de inversión.

Algunos aspectos de la educación y la adaptación del sistema educativo a los requerimientos del empleo futuro continúan siendo la asignatura pendiente de la CAPV. Los niveles de estudiantes en educación terciaria son elevados en comparación con el resto de las regiones y países de referencia en el que el informe basa su comparativa. Sin embargo, los datos analizados en el informe detectan un gap en lo que atañe al porcentaje de personas con cualificaciones intermedias.

En lo que respecta a la especialización de la economía vasca, el informe hace hincapié en la priorización de sectores y en corregir los eslabones débiles de la cadena en lo que respecta a la especialización comercial, tecnológica y científica. Así, los datos muestran que el ámbito metalmecánico destaca en competitividad por su amplio desarrollo en esos tres campos, pero pone el foco en la necesidad de trabajar las áreas de tecnologías de la información y comunicación (las TIC) que son clave para la estrategia RIS3. Para evitar los riesgos que podrían derivarse de la gran relación existente entre nuestros principales sectores de especialización Orkestra recomienda avanzar en la diversificación basada en la variedad relacionada.

 Accede al informe aquí

GLOBAL
PARTNERS

PARTNERS