Las repercusiones socioeconómicas de la pandemia, y las oportunidades que está brindando para hacer ciertas cosas de manera diferente, están estimulando procesos de reflexión renovados en muchos lugares del mundo en torno a sus futuras vías de desarrollo económico. En particular, la pandemia ha intensificado y acelerado la necesidad de abordar grandes retos sociales como el cambio climático, la inseguridad sanitaria y la falta de equidad, diversidad e inclusión. Estos retos se manifiestan de forma diferente en los distintos lugares, pero también tienen puntos en común. Por ello, a medida que los países, las regiones y las ciudades reimaginan y reconfiguran su futuro en materia de desarrollo económico, resulta muy valioso aprender de y con otros lugares.

Las universidades y los centros de investigación tienen un importante papel que desempeñar en este proceso de reflexión. Por un lado, tienen la capacidad de llevar a cabo análisis sólidos desde una serie de diferentes disciplinas que proporcionan valiosas aportaciones a la reflexión local y a los procesos políticos. Por otro lado, su posición en las redes internacionales de conocimiento significa que pueden conectar lo local y lo global, anclando procesos de aprendizaje y avance mutuos y estimulando la colaboración transfronteriza.

Teniendo en cuenta este último papel, Orkestra y la Universidad de British Columbia organizaron en marzo un webinar para iniciar una conversación entre lugares de tres continentes: el País Vasco en Europa, la región de Okanagan (Canadá) en Norteamérica y Uruguay en Sudamérica. El seminario reunió a ponentes de contextos muy diferentes para reflexionar sobre sus experiencias y retos en materia de desarrollo económico. Jordan Coble (Westbank First Nation), Mari Jose Aranguren (Orkestra) y Micaela Camacho (Instituto de Competitividad - UCU) compartieron sus reflexiones sobre los retos actuales en sus respectivos contextos, así como su percepción sobre el futuro del desarrollo económico en los próximos 20 años. Esto dio lugar a un interesante debate, guiado por las preguntas de un público diverso procedente de 17 países. El seminario completo está disponible a continuación: 

Los tres ponentes destacaron dos aspectos comunes en sus intervenciones. En primer lugar, la existencia de retos transversales que se comparten de distintas maneras en distintos lugares. Mari Jose Aranguren los enmarcó en un conjunto de transiciones -verde, digital y social- en las que la industria y la sociedad están inmersas. De hecho, la necesidad de aprovechar estas transiciones en los próximos años para generar una nueva competitividad sostenible es una conclusión clave del Informe de Competitividad del País Vasco 2020. Jordan Coble también se refirió a la transversalidad de cuestiones como el cambio climático y la pandemia de COVID-19, y Micaela Camacho aseguró que los retos clave de la innovación para la industria uruguaya estaban vinculados a la necesidad de realizar una transición hacia la sostenibilidad.

La segunda idea en la que coincidieron los ponentes es la convicción de que el gobierno, y las instituciones en general, tienen un papel fundamental como catalizadores para abordar los retos y dar forma a nuevas vías de desarrollo socioeconómico. Al hablar del modelo uruguayo, Micaela Camacho destacó el papel que desempeñan las instituciones como base de la competitividad y el bienestar. Por su parte, Jordan Coble abordó los procesos comunitarios de reflexión continua sobre las vías de desarrollo económico adoptadas y sugirió que un gobierno autosuficiente es un componente fundamental. Mari Jose Aranguren destacó el papel del gobierno, en cooperación con los actores privados y las instituciones intermediarias, para facilitar las tres transiciones. Para que los gobiernos y otras instituciones -incluidas las universidades- puedan desempeñar eficazmente este tipo de funciones, es necesario que reflexionen sobre su propia organización y prácticas para asegurarse de que están en la mejor posición para hacerlo.   

El reconocimiento compartido de que ciertas transformaciones son fundamentales para construir economías inclusivas, competitivas y resistentes en el futuro, y que las instituciones y el gobierno deben desempeñar un papel clave en la configuración de esas transformaciones, proporciona una base sólida para aprender de las diferencias de enfoque entre lugares. De hecho, hubo acuerdo en que la colaboración en los retos compartidos ofrece interesantes oportunidades para desarrollarse juntos, y hacerlo valorando las diferencias y los rasgos distintivos. Por lo tanto, esperamos que este sea el comienzo de una conversación continua que reúna las perspectivas de todo el mundo mientras emprendemos una reimaginación proactiva y continua de nuestros futuros de desarrollo económico.


james wilson

James Wilson

James Wilson es director de investigación de Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad y profesor de la Deusto Business School.

Su principal área de investigación es el análisis de la competitividad regional, de procesos de desarrollo socio-económicoy de las políticas públicas.

Ver perfil completo


Roger Sugden

Roger Sugden

Roger Sugden es profesor y decano de la Facultad de Empresariales de la UBC, y participa en el Laboratorio de Cambio Social y Económico de la misma (SE-Change). Es doctor en economía por la Universidad de Warwick. Anteriormente ocupó puestos en el Wissenschaftszentrum de Berlín y en las universidades de Edimburgo, Birmingham y Stirling. Ha ocupado puestos de visitante en la Università degli Studi di Ferrara y en la Universidad de Cambridge, y actualmente tiene una posición visitante en la Università di Trento. Su investigación se centra en la organización económica, la gobernanza, los intereses de los públicos y el desarrollo socioeconómico regional.