28 de junio del 2019

Esta página recoge un fragmento de la entrevista realizada a Sebas Zurutuza (Director de Estrategia de Gestión de la Diputación Foral de Gipuzkoa) y Ander Arzelus (Jefe de Servicio del Gabinete del Diputado General) y publicada recientemente en el número 5 de la revista "Desarrollo y Territorio", elaborada por la Red de Desarrollo Territorial de América Latina y el Caribe. La entrevista completa está disponible en el siguiente enlace.

Entrevista Sebas Ander 1 WEB

Transformar las formas de hacer en la política pública no parece tarea fácil. Como tampoco lo es fomentar una gobernanza multinivel que involucre a distintos niveles de gobierno, con la universidad jugando un rol que va más allá de aportar conocimiento teórico. Es un reto que parece plantearse en distintos lugares del planeta. Hace 10 años, en el territorio histórico o provincia de Guipúzcoa, el gobierno territorial, conocido como Diputación, puso en marcha un proceso con el que buscaba mejorar precisamente el modelo de relaciones entre distintos agentes con el objetivo de mejorar las políticas, involucrando a un equipo de investigadores que comenzaban a desarrollar lo que después se acabaría conociendo como Investigación Acción para el Desarrollo Territorial. Dos partidos en el gobierno y tres legislaturas más tarde, ese proceso hoy se conoce como Laboratorio de Desarrollo Territorial (antes Gipuzkoa Sarean, que en euskera significa “Guipúzcoa en red”). En el proceso hay que agregar una estrategia que nace de la misma matriz que se denomina Etorkizuna Eraikiz, que significa “construyendo el futuro”, y que es, en este momento, la estrategia de la Diputación para el desarrollo de una nueva agenda política en el marco de una gobernanza cooperativa.

Dos personas que conocen de primera mano ambos procesos son Sebas Zurutuza, director de Estrategia de Gestión de la Diputación Foral de Gipuzkoa y responsable actual del Laboratorio, y Ander Arzelus, Jefe de Servicio del Gabinete del Diputado General, que ha formado parte del Laboratorio desde sus inicios. Ambos, político y técnico (personal permanente de la Diputación) respectivamente, reflexionan aquí sobre gobernanza, sobre la relación política-universidad y sobre los retos a futuro que plantea lo que se conoce como Gobernanza Cooperativa.

[...]

¿Cuál ha sido el rol de la Universidad en estos años del proceso?

Ander: creo que ha sido fundamental. En la administración tenemos nuestras propias capacidades y nuestra propia manera de hacer las cosas. Por ello, recurrimos a ayuda del exterior (como consultoras) para que nos ayuden en lo que nosotros queremos hacer y en la forma en la que nosotros queremos hacer las cosas. Ese es un sistema de funcionamiento tradicional para nosotros. Pero aquí se planteaba algo más: un carácter transformador. Y había una cierta vocación o una cierta intuición al comienzo de tener entre manos un proyecto que podía modificar el cómo, los modos de trabajar. Eso solo se puede hacer con quien tiene la capacidad de investigar. Había que descubrir el camino, porque nosotros tampoco podíamos precisar en un pliego de prescripciones técnicas, que es lo que muchas veces se hace con unas contrataciones, qué es lo que queríamos. Ese descubrir camino y ese ir abriendo miradas solamente se puede hacer desde la investigación. Desde ese punto de vista, nos hemos encontrado con la colaboración profesional y enormemente generosa de la Universidad de Deusto, del instituto Orkestra, concretamente. Con ellos, se establece un proceso de investigación acción; es decir, empezamos a hablar de una investigación muy especial, porque convertimos a Gipuzkoa y a sus instituciones, a sus empresas y a sus gentes, en un gran Laboratorio. Ahí, por tanto, la universidad investiga, pero sobre la práctica diaria que nuestra acción política va requiriendo. Y esto ha sido lo que poco a poco hemos ido ajustando, porque veíamos que se podía llegar a transformar los modos de hacer política.

"Esta incorporación de la universidad al proceso de Gipuzkoa Sarean o Laboratorio de Desarrollo Territorial es lo que ha inspirado una idea que hemos tratado de extender a otro tipo de proyectos en el marco de lo que decía Etorkizuna Eraikiz."

Sebas: esta incorporación de la universidad al proceso de Gipuzkoa Sarean o Laboratorio de Desarrollo Territorial es lo que ha inspirado una idea que hemos tratado de extender a otro tipo de proyectos en el marco de lo que decía Etorkizuna Eraikiz. Estamos inmersos en un proceso de cambios acelerados que nos llevan a una situación de que los problemas y la realidad son complejas. Y, en ese sentido, uno de los elementos que tenemos que incorporar es inyectar el máximo conocimiento a esos procesos o políticas. En ese sentido, lo que ha mencionado Ander, es totalmente pertinente en ese marco de complejidad: que seamos capaces de que la universidad se incorpore y aporte ese conocimiento en los procesos y los proyectos en concreto, más allá de hacer una investigación puramente académica; es decir, que acompañe con su conocimiento experto, con su teorización y sus marcos teóricos a los proyectos concretos. Es lo que de una forma más sistemática y general estamos tratando de desarrollar también con otras universidades, siendo muy conscientes de la dificultad que implica tanto para los propios investigadores como para los que estamos en el mundo de la administración.

¿Qué capacidades debe construir o fortalecer en sus equipos de investigadores?

Sebas: creo que en general esta gobernanza cooperativa nos tiene que empujar a cambiar a todos en el ámbito en el que nos encontramos, también a la universidad. Los investigadores y las investigadoras también tienen que empezar a visibilizar la importancia de hacer las cosas de otra manera. Hoy en día de forma compartida se puede hacer bastante más. Yo creo que le da más valor a la propia investigación.

Ander: yo añadiría algo limítrofe, no yendo tanto a las capacidades sino a las actitudes. Creo que exige mucha humildad, para salir de tus seguridades, y mezclarte con los “mortales”. Y vinculación y compromiso con los proyectos de tu territorio.

Sebas: y salir del confort de cada uno, como nos ocurre en la política, o en la gestión pública. En la investigación también salir del despacho de cada uno.

Ander: veníamos ahora de una reunión en la que hablábamos de que, cuando esto va avanzando y la Diputación de Gipuzkoa se plantea dentro de Etorkizuna Eraikiz asumir estos modos de ir haciendo las cosas, tanto en cuanto empoderas, tu poder se empieza a resquebrajar. Y había un responsable político que decía: “es que esto lleva mucho sufrimiento”. Salimos de la zona de confort y toca sufrir. Eso nos pasa un poco a todos.

El desarrollo de la Investigación Acción para el Desarrollo Territorial (IADT) en Orkestra se ha nutrido de todo este proceso. ¿Qué capacidades le ha aportado al gobierno trabajar con esta lógica de co-construcción?

Sebas: lo que se quiere hacer con Etorkizuna Eraikiz o con el Laboratorio de Desarrollo Territorial es crear unas capacidades colectivas. Es una construcción colectiva y un aprendizaje colectivo. En ese sentido, creo que las propias dinámicas que se han generado con el apoyo de la universidad, en este caso, de Orkestra, han servido para ir explicitando y buscando momentos para ir generando ese aprendizaje.

Ander: estoy de acuerdo. Creo que se han generado unos procesos metodológicos en los que estamos siendo capaces de trasladar del mundo de las ideas al mundo de la práctica concreta. Sabemos que es difícil y que, cuando hablamos de co-creación, supone invertir mucho tiempo. De la otra forma iríamos más rápidos, pero posiblemente no llegaríamos tan lejos como empezamos a verlo en este momento.

"La Universidad investiga, pero sobre la práctica diaria que nuestra acción política va requiriendo. Y esto ha sido lo que poco a poco hemos ido ajustando, porque veíamos que se podía llegar a transformar los modos de hacer política"

Sebas: tenemos el convencimiento de que esta forma de hacer es la que hay que abordar y trabajar. El problema de este modo de hacer es que el ambiente en el que nos desenvolvemos justamente te aparta de ello, porque la política hoy en día se lleva más por los titulares, y deja al margen este tipo de formas de hacer, si bien todos vemos que es hacia donde hay que caminar. En este contexto de profunda desafección hacia la política de la ciudadanía, entendemos que esta gobernanza cooperativa es una estrategia muy importante para recuperar la confianza y conseguir la vinculación de las personas, de la ciudadanía, con la política. Pero no es una forma de hacer que venda políticamente. Estamos acostumbrados al titular, al tweet. Y no parece que los tiempos nos acompañen para abordar esta forma de hacer, sobre todo a los representantes políticos, que podemos estar más inmersos en el corto plazo del ciclo electoral.

Ander: yo completaría igual así, casi a modo de titular, que quien crea en los liderazgos caudillistas, que no nos llame a nosotros, porque esto al final es otro liderazgo totalmente distinto.

Recuerda que la entrevista completa está disponible en este enlace.