Estos días parece imposible escribir nada que no esté relacionado con la pandemia de la COVID-19 (y prácticamente lo es). Pero esta no es la única desgracia que marcará el año 2020. Entre otras, hemos visto cómo este verano se alcanzaban temperaturas extremas no solo en lugares esperables como el Valle de la Muerte, sino olas de calor e incendios en Siberia cuya duración, según la Organización Meteorológica Mundial, sería casi imposible sin los efectos del cambio climático. Algo a lo que en España tampoco hemos sido ajenos este año.

Para ilustrar de manera sencilla la situación, podemos recurrir a los gráficos #ShowYourStripes impulsados por el profesor Ed Hawkins de la Universidad de Reading, que muestran la temperatura media anual del planeta y en los que se aprecia la evolución desde una media más fría (azul) a una más cálida (rojo). Estos sucesos medioambientales, los de los últimos años, y los que estén por venir, están estrechamente relacionados con este “cambio de color”.

global temperature changed ok

Sin embargo, me temo, somos humanos y tendemos a omitir los problemas lejanos o que no podemos ver. Yo el primero, y como estas líneas las escribo en septiembre, no puedo evitar pensar en que todavía es verano y seguro que muchos no renunciamos a seguir yendo a la playa, con calentamiento global o sin él.

Eso quienes tenemos la costa cerca, claro. Otros podrán pensar en la piscina, el monte... Opciones totalmente válidas, pero para mí no hay ninguna comparable a estar delante del mar. Esa sensación de paz, de apertura, como si las posibilidades fuesen infinitas… El mar tiene algo especial, pero al mismo tiempo encierra peligros y siempre parece ocultar algo.

El año 2020 es también el 45º aniversario de la introducción de uno de los miedos a nadar en el mar más extendidos en el imaginario colectivo. En 1975 se estrenó Tiburón (Jaws), la película de terror veraniega que catapultó a un desconocido Steven Spielberg. Marcó un antes y un después en la industria del cine y la cultura popular, y a pesar del tiempo, el mensaje que subyace en el fondo de la película sigue más de actualidad que nunca.

No creo que el guion necesite demasiada presentación. En el tranquilo pueblo costero de Amity Island, el turismo estival en torno a las playas es una fuente de ingresos fundamental. Sin embargo, ese verano empiezan a darse muertes misteriosas de bañistas. Poco a poco, algunos habitantes, como el jefe de policía Martin Brody (Roy Scheider), van aceptando que existe una amenaza en el agua que aún no alcanzan a entender. Pero para el alcalde del pueblo es inadmisible que un peligro que no puede ver y que, según él, nadie ha demostrado, pueda estropear la temporada: “¡No diga tonterías! Estamos casi a 4 de julio. Tenemos que abrir nuestro negocio, este verano se presenta prometedor”.

Esta mítica escena no solo en un ejemplo de maestría que se demostró en el rodaje de la cinta, sino que la frustración del biólogo marino Matt Hooper (Richard Dreyfuss) es un reflejo de cómo los argumentos científicos encuentran barreras cuando son tratados con escepticismo o se dejan de lado en favor de otros intereses, y a la larga, obviarlos representa el mayor riesgo.

Y vaya por delante que no me refiero a ningún virus, aunque todo está relacionado. A más de uno le sonará la siguiente imagen de The Economist que se viralizó hace unos meses. Igual que el Gran Blanco que acechaba frente a Amity Island, el cambio climático es una amenaza que avanza silenciosamente y a la que, por mucho que nos pese, no debemos dejar de vigilar. Si la COVID-19 es la ronda preliminar, sin duda hay que ganarla, pero hay que guardar recursos para el que, literalmente, será el combate del siglo. Tal como decía R. Álvaro en la serie de posts de los últimos meses, la crisis climática, aunque parezca lejana, es la mayor amenaza sistémica para la humanidad.

the preliminary round ok

Como si el rodaje de Tiburón fuese un ensayo de nuestra sociedad en miniatura, Spielberg también tuvo que demostar su valía con recursos ajustados y contra las probabilidades. Falta de medios, improvisación, costes disparados... La lógica económica no le acompañaba y podría haber tirado la toalla, o haber optado por un proyecto más asequible, pero no lo hizo. Como resultado, contribuyó a crear la base del cine moderno y marcó el paso de otros grandes hitos que vendrían después.

Spielberg es un ejemplo de que la visión de futuro merece la pena. Por eso es tan importante que tengamos perspectiva a largo plazo y que empleemos un Pacto Verde Europeo realista y ambicioso como vía de recuperación, para el que no pueden escatimarse esfuerzos. Pero también aplicar el enfoque internacional y la cooperación o la diplomacia que de él surjan. Porque todos estamos en el mismo barco, pero para poder afrontar la siguiente ronda es necesario apostar con recursos y una visión compartida. Es decir, el mundo “necesitará un barco más grande” ante la amenaza común que empezamos a vislumbrar.

Me gustaría terminar este post con una breve ilación con la mítica banda sonora de la película, obra del gran John Williams. Pero no para rendirle tributo a él, sino a uno de sus compañeros de oficio, il maestro Ennio Morricone, fallecido a los 91 años este mismo 2020. A ambos se les había concedido en junio el Premio Princesa de Asturias de las Artes.

Tal como recoge su declaración tras la concesión, “Siento que con John comparto la misma ética y dedicación constante que nos convierte no solo en compañeros, sino también en hermanos”.

Creo que este debe ser el espíritu que guíe los esfuerzos de la humanidad los próximos años. Igual que las eternas obras de Morricone y Williams, asegurémonos de que lo que hagamos hoy se recuerde dentro de otros 45 años con admiración, emoción y agradecimiento.


Jaime Menéndez

Jaime Menéndez

Jaime 2015ean hasi zen Institutuan, Energia arloko ikerketa bideratzaile. Zehazki, “Energia eta Industria Trantsizioaren” eta “Teknologia, Garraioa eta Efizientzia” proiektuetan parte hartu du. Proiektu horietan, hainbat gai landu ditu: energia trantsizioa eta, bereziki, Alemaniako kasua (Energiewende); energia alternatiboak garraioan eta mugikortasun iraunkorra; edo airearen kalitatea hiri handietan.

Perfil osoa ikusi

Etiketa: Energia lab-a