20 Diciembre 2016

noticia Informe Económico Financiero de la empresa vasca 1

La salud financiera de las empresas es un condicionante estratégico para la competitividad en una economía productiva globalizada. Desde esa consideración, Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad de la Universidad de Deusto, ha elaborado el “Informe económico-financiero de la empresa vasca”, que analiza la situación financiera y vulnerabilidad de las empresas de Euskadi. Para ello, Orkestra ha desarrollado un modelo que permite la clasificación del riesgo financiero de las empresas.

Los análisis realizados revelan que la empresa vasca ha mejorado su nivel de solvencia y capacidad de reembolso de la deuda, a pesar de que la rentabilidad aún permanece lejos de los valores anteriores a la crisis. El informe revela que el segmento de las pequeñas y micro empresas son las que presentan mayores dificultades de financiación.

La severidad de la reciente crisis, que experimentó su mayor intensidad entre los años 2008 y 2012, ha provocado un profundo impacto en las bases de la estructura económica europea, y vasca. Además de la huella provocada en el bienestar de los ciudadanos, una de las consecuencias más significativas ha afectado a la capacidad financiera de las empresas, que vieron cómo sus canales tradicionales de financiación se restringieron. Estas restricciones fueron especialmente importantes en el caso de las empresas medianas y pequeñas, que tienen una menor diversificación de canales o proveedores de financiación.

Las políticas del Banco Central Europeo (BCE), que han supuesto una gran inyección de liquidez al sistema, han aliviado en parte dichas restricciones, pero la financiación continúa siendo un reto crítico, especialmente, para las pequeñas y medianas empresas.

Diversificación
El informe elaborado por Orkestra revela que las empresas, en particular las pymes y los nuevos proyectos emprendedores, tienen una fuerte dependencia de la financiación bancaria y una limitada diversificación de proveedores financieros no tradicionales. Esto las hace vulnerables a posibles perturbaciones futuras (cambios de regulación, mercado, o políticas del Banco Central Europeo) en la oferta de crédito bancario.

Por ello, recomienda mejorar las estrategias de financiación de las empresas, para lo cual se debe generar una cultura financiera más sofisticada e impulsar su acceso a nuevos proveedores financieros que complementen a la financiación bancaria. En todo caso, el Informe pone de manifiesto que, pese a la previsible apertura de otras fuentes de financiación, las entidades de crédito deben continuar jugando un papel clave en la financiación de las empresas. El éxito radica en la combinación de diferentes mecanismos de financiación con el fin de favorecer las estrategias del negocio.

Análisis económico-financiero
El análisis económico-financiero de la empresa vasca revela que, durante el periodo 2008-2014, se ha producido un desapalancamiento financiero de las empresas. El escenario general se caracteriza por disponer de un adecuado nivel de solvencia y capacidad de reembolso de la deuda, mientras que la rentabilidad aún permanece restringida, por efecto de la crisis y del contexto macroeconómico global.

PresentaciónXX

Análisis de riesgo

Según el Banco de España, el riesgo de crédito se define como “la posibilidad de sufrir pérdidas derivadas del incumplimiento por el deudor de sus obligaciones contractuales”, y sus implicaciones pueden tener efectos sociales, políticos y medioambientales.

El Informe de Orkestra realiza por primera vez un análisis del riesgo de incumplimiento de la empresa vasca gracias a la creación de un modelo de calificación crediticia. Este modelo permite determinar el nivel de riesgo financiero a través de una puntuación en una escala de 11 niveles. El valor mínimo en dicha escala es 1, y correspondería a la situación de mayor riesgo de incumplimiento financiero.

El estudio refleja que la salud financiera de las empresas vascas es ligeramente mejor a la media española (6,83 frente a 6,51) y ha mostrado una evolución más favorable durante la crisis. Comparando los tres territorios de la CAV no existen diferencias significativas, aunque la mayor fortaleza la ofrecen las empresas guipuzcoanas (6,91), seguidas de las alavesas (6,89) y las vizcaínas (6,75).

Por sectores, aquellos que obtienen una mejor calificación son los de servicios, transporte y sector primario. En general, la situación y tendencia por sectores es similar en el País Vasco y en España -salvo en manufacturas donde la situación de Euskadi es mejor-, aunque se observa una mejor calificación media de los sectores vascos frente a los españoles. Los sectores que muestran una situación más desfavorable son la construcción y hostelería.

Asimismo, el Informe estima el porcentaje de empresas vascas en situación de “vulnerabilidad financiera”, al ocupar las posiciones del mayor debilidad en la escala propuesta en el Informe. Esta vulnerabilidad financiera conlleva un riesgo de crédito suficientemente elevado como para poner en riesgo su viabilidad empresarial. Del análisis de los resultados casi un tercio de las empresas vascas estarían en situación de vulnerabilidad financiera, aunque este número ha descendido en el periodo 2011-2014.

Por territorios, la situación no muestra diferencias significativas, aunque son las empresas alavesas las que han mostrado una mejor evolución en estos años.

El análisis de Orkestra realiza también una comparativa por comunidades autónomas, en base a los datos estadísticos del año 2014. Andalucía y Castilla-La Mancha albergan el mayor porcentaje de empresas en situación de vulnerabilidad financiera, con un 41,59% y 41,54% de sus empresas, respectivamente. Canarias, Cataluña, Navarra y País Vasco son las comunidades que presentan el menor porcentaje de empresas en situación de riesgo, con un 26,55%, un 29,56%, un 30,60% y un 30,66%, respectivamente. La media española se sitúa en el 35,30%

Presentación1
La situación de “vulnerabilidad financiera” de las empresas del País Vasco es menor que la media de España en todos los segmentos de tamaño. Pese a ello casi un tercio de las empresas micro y pequeñas, que representan el 96% de las empresas analizadas, presentan una “vulnerabilidad financiera”. En cambio, las empresas medianas son las que gozan de una mayor calidad crediticia.

Global partners

Partners