3.1 Empleo y desempleo

Las tasas de empleo total y femenina de la CAPV se sitúan por debajo de la media europea

En cuanto a los indicadores que tienen que ver con las tasas de empleo, se observa un ligero repunte de la tasa de empleo total en el último año. Sin embargo, al haber sido inferior al de otras regiones, se pierden posiciones en los rankings de este indicador con respecto a todos los territorios. Se observa también un estancamiento en la tasa de empleo femenina (con valores inferiores a la tasa de empleo general), que también ha perdido posiciones en la comparativa con el conjunto de regiones europeas. Fruto de ello, la CAPV se sitúa en una posición medio-baja en la comparativa con el conjunto de regiones europeas y a la zaga cuando se compara con el conjunto de regiones de referencia, aunque mejor posicionada en el conjunto de España. Como se ve en los gráficos de evolución, los resultados del último año parecen romper la tendencia de años anteriores, en los que se había producido un incremento de estos indicadores que, tras haber caído por debajo de la media europea a partir de 2012, se estaban acercando a la misma. En la comparativa con las regiones de referencia, se observa que las tasas de empleo tanto total como femenina de la CAPV se mantienen consistentemente por debajo de la media europea. Existe, por tanto, aún potencial para que se produzca un aumento del empleo que de alcance al de otros territorios, especialmente en el caso del empleo femenino.

A pesar de la importante reducción, el desempleo de la CAPV sigue siendo mayor que en el conjunto de Europa y las regiones de referencia

El incremento del empleo depende tanto de que aumente la tasa de actividad como de que se empleen las personas que toman parte en el mercado laboral. Por eso, es interesante analizar también lo que ocurre con las tasas de desempleo. Se presentan tanto la tasa de desempleo total como la que afecta al colectivo de las personas más jóvenes, entre 15 y 24 años (que es más del doble que la del conjunto de la población). Ambas han mejorado en el último año tanto en términos absolutos como en términos relativos y la CAPV se mantiene como una de las CCAA con menores niveles de desempleo. A pesar de ello, la posición de la CAPV en los rankings europeos es aún peor que en el caso de los indicadores de empleo, indicando que es mayor el porcentaje de personas que forman parte de la población activa pero no consiguen empleo. Esto se debe al incremento en las tasas de desempleo que tuvo lugar hasta el año 2013 y que ha venido disminuyendo desde entonces, aunque sin alcanzar los niveles de la media europea y las regiones de referencia, que se encuentran muy parejos. En estos territorios, aunque con niveles muy inferiores, la creación de empleo juvenil también constituye un reto, ya que la tasa de desempleo juvenil (en torno al 16%) también dobla a la del conjunto de la población.