Energía

El País Vasco constituye una de las concentraciones industriales más importantes de España y, dentro de su actividad industrial, la energía es uno de los motores básicos del desarrollo económico, tanto por su volumen como por su importancia estratégica.
En este ámbito se enfrenta a tres retos fundamentales para su competitividad y la de sus empresas: garantizar la seguridad del suministro energético, impulsar políticas que permitan la potenciación del tejido industrial relacionado con la energía y lograr tarifas que se ajusten a los parámetros de competitividad de las empresas.