Conclusiones

  • En relación a las otras dimensiones de la Economía y Sociedad Digitales, la dimensión del uso de Internet en el País Vasco presenta signos de debilidad, situándose en unos niveles bajos comparados con los países más avanzados pero también en comparación con la media europea.
  • Por niveles de sofisticación y de evolución tecnológica, el País Vasco presenta posiciones con mucho margen para mejorar. El uso de Internet para acceder a la información es mayor que el de la música, que a su vez es superior al vídeo bajo demanda, donde la penetración es aún baja, aunque se espera que crezca en los próximos años.
  • Esta circunstancia puede tener su explicación, por un lado, en la evolución de la tecnología, de manera que la digitalización de productos y servicios online tiene lugar en función de las limitaciones y exigencias para tratar tales contenidos digitales. A partir de la reducción de costes de almacenamiento, computación y comunicación de los datos es posible que determinados servicios sean técnica y económicamente viables, y en consecuencia, determinados mercados se desarrollen. En particular, para el desarrollo de una industria digital de contenidos audiovisuales se requiere un despliegue de redes de comunicación avanzadas, a partir de las ya disponibles en la actualidad.
  • Por otro lado, respecto al empleo de servicios y tecnologías para la comunicación, el creciente empleo de redes sociales presenta signos de madurez mientras que la utilización reducida de video-llamadas lastra el valor del indicador, que por otro lado no parece demasiado ilustrativa de la sociedad vasca. Ésta ha venido adoptando nuevos hábitos de comunicación basada en servicios basados en mensajería instantánea podrían resultar más representativos.
  • Finalmente, el País Vasco los niveles de transacciones online admite mucho margen para la mejora, con niveles por debajo la pauta media europea en bancarización digital y algo menos en las compras online. Como veremos en el apartado siguiente, algo similar sucede en las ventas online de las empresas vascas. Ese tercer estadio, el uso económico (transaccional) se correspondería a niveles de sofisticación del mercado más elevados, donde los países nórdicos llevan una ventaja sustancial, propiciada por factores culturales relacionados con la proximidad en la compra de productos/servicios y con aspectos vinculados de confianza digital.