Conclusiones

  • A la vista de los resultados, las Administraciones Públicas del País Vasco alcanzan un notable grado de digitalización de los servicios públicos, fruto del esfuerzo y compromiso de los gobiernos y las administraciones por converger hacia la prestación de servicios públicos digitales. Los servicios públicos ofrecidos digitalmente se pueden completar en su inmensa mayoría a través de medios digitales, ayudados por tareas de rellenado de la información necesaria, a lo que se une un buen desempeño en términos de apertura de datos públicos.
  • Los niveles de disponibilidad de servicios digitales, ampliando el repertorio de cada vez más servicios relacionados con acciones cotidianas o la incorporación de nuevas innovaciones en clave de datos abiertos caminan en una senda positiva.
  • Sin embargo, las tasas de utilización de servicios públicos digitales aún son bajas en relación a la oferta de dichos servicios online. Esto denota la necesidad de ampliar la visibilidad y socialización de que estos servicios se encuentran a disposición de los ciudadanos, con objeto de incentivar su uso. Pese a ello, la digitalización de Administraciones a nivel sub-regional resulta más dificultosa.
  • En conjunto, esta posición permite aspirar a lograr mayores cotas de digitalización y converger con los países líderes digitales, pero requiere igualmente continuar con el esfuerzo para evitar perder la ventaja alcanzada.