B. Comercio electrónico

La integración de las tecnologías digitales en los negocios, además de la incorporación de determinadas tecnologías digitales, en segunda instancia, está relacionada con el desarrollo del comercio electrónico como vía para la comercialización de bienes y servicios por parte de las pequeñas y medianas empresas. Esta sub-dimensión sintetiza 3 indicadores: (i) la proporción de pymes que venden online, (ii)la facturación media de dichas ventas online y (iii) la proporción de pymes que vendieron a otros países de la Unión Europea.

Los resultados señalan que el País Vasco presenta niveles de comercio electrónico bastante reducidos (22,00%), en relación a la media de los países de la Unión Europea (36,90%), y a gran distancia de los países líderes. Irlanda (73,41%) es el país donde existe mayor aprovechamiento comercial a través de internet, seguido de la República Checa (63,53%) y Bélgica (60,51%).

Gráfico 48. Integración de tecnología. Sub-dimensión comercio electrónico (2017) (%).
Integración de tecnología. Sub-dimensión comercio electrónico
Fuente: Eurostat, Eustat.

En el análisis comparado que muestra el gráfico siguiente se observa que las PYMEs vascas se encuentran por debajo de las equivalentes en los países más punteros en comercio electrónico, e incluso de la media europea en las tres facetas analizadas.

Gráfico 49. Comparativa de sub-dimensión comercio electrónico.
Comparativa de sub-dimensión comercio electrónico.
Fuente: Eurostat, Eustat.

El primero de los indicadores, la venta online, muestra el grado de apertura de las PYMEs vascas a través de canales digitales con al menos un 1% de su facturación online. El País Vasco, con un 10,6%, ocupa una posición en el tercio inferior, sin alcanzar el nivel medio de la media europea (17,2%). A pesar del avance de las ventas digitales, en el detalle, se aprecia que la penetración de las ventas online han sufrido un procesa ralentización de su crecimiento, pasando de un 6,13% durante la crisis (2008-2012) hasta un 3,60% en el período 2013-2017. En el conjunto de la Unión Europea, las empresas irlandesas (29,6%) y danesas (27,0%) son las que más productos y servicios venden a través de Internet.

Gráfico 50. Pymes que venden online (e) (2017) (%).
Pymes que venden online
Fuente: Eurostat, Eustat.

En segundo lugar, el indicador de facturación online nos muestra que apenas un 4,98% de la facturación de las empresas vascas se realiza a través de internet, mientras que en Irlanda, esta cifra llega al 21,8% y en la República Checa el 21,9%. La media de las pymes europeas se sitúa, en cambio en el 9,4%.

El caso de Irlanda, podría estar relacionado con una gran influencia de las grandes compañías tecnológicas instaladas en el país, que utilizan el país como plataforma para distribución de sus productos en Europa, circunstancia que ha suscitado el interés por parte de las instituciones europeas por sus implicaciones fiscales por el tratamiento fiscal de dichas inversiones. El peso del sector industrial en la estructura económica del País Vasco y una implantación reducida de modelos b2b o business-to-business en los sectores pueden estar detrás de esta circunstancia.

Gráfico 51. Facturación comercio electrónico 2017 (%).
Facturación comercio electrónico
Fuente: Eurostat, Eustat.

En tercer lugar, el País Vasco presenta niveles bajos de venta por internet en el resto del mercado europeo. Tan solo un 4,7% de las empresas comercian online con economías del continente, tras un crecimiento medio ponderado del 4,78% desde 2013 hasta 2017. En cambio Irlanda (16,2%), Bélgica (13,1%) o la República Checa (11,8%) o Malta (11.7%) tienen más desarrollados estos mercados digitales.

Gráfico 52. Empresas que venden online al resto de Europa (%), indicador normalizado.
Empresas que venden online al resto de Europa
Fuente: Eurostat, Eustat.
  1. % de establecimientos (con más de 10 empleados, en todos los sectores excepto el financiero) que utilizan servicios "en la nube" (cloud computing) de pago.

  2. % de establecimientos que realizan ventas de Comercio Electrónico de al menos un 1% (empresas de más de 10 empleados sin incluir sector financiero).

  3. Valor estimado a partir del % de facturación de las empresas que realizan comercio electrónico y el % a la contribución desde el canal digital.

  4. En los establecimientos con Comercio Electrónico, % que suponen las ventas a través de este canal sobre el total de ventas.

  5. En los establecimientos con Comercio Electrónico, % que suponen las ventas a través de este canal sobre el total de ventas.