B. Banda ancha móvil

La segunda sub-dimensión de la conectividad es la banda ancha móvil, que representa la capacidad de la que los ciudadanos disponen en sus dispositivos móviles. Para ello tiene en cuenta, tanto (i) la penetración de la banda ancha móvil, (ii) el grado la cobertura de comunicación en 4G y (iii) el nivel de disponibilidad de asignación del espectro radioeléctrico.

En su conjunto, el País Vasco presenta niveles dispares entre la disponibilidad de banda ancha móvil y su grado de adopción. Así, mientras que se cuenta con 76,26% en la dimensión de banda ancha móvil, por encima de la media europea (62,7%), cuenta con oportunidades para converger con los países más avanzados en este terreno. Esta convergencia supone una enorme oportunidad ya que este conjunto de tecnologías posibilitan el desarrollo de nuevos servicios digitales a través de una infraestructura en movilidad.

El crecimiento del empleo de tecnologías móviles junto con las prestaciones de los denominados dispositivos inteligentes (teléfonos, tabletas y similares), junto con el desarrollo del Internet de las Cosas (o su denominación anglosajona Internet of Things o IoT) que conducirá la proliferación de miles de millones de dispositivos conectados a Internet, para todo lo cual el despliegue de las tecnologías de última generación como 5G resultará fundamental en el futuro a medio-largo plazo (La sociedad en Red. Informe Anual 2016, 2017).

Gráfico 7. Sub-dimensión banda ancha móvil (%).
Sub-dimensión banda ancha móvil (%)
Fuente: Elaboración propia a partir de CNMC, Eurostat, Eustat.

En el análisis comparativo con los países que tienen mejor desempeño, Finlandia (87,3%), Suecia (86,3%) y Polonia (83,1%). El caso de Alemania destaca por que, aun contando con niveles de disponibilidad del espectro, sin embargo la penetración presenta niveles bajos en relación con los países líderes en banda ancha móvil, e incluso por debajo del País Vasco. En el País Vasco y España los niveles de cobertura son buenos, existiendo mucho margen de penetración. En cuanto al espectro, de igual manera, el estado actual de la regulación presenta niveles muy inferiores a los países en cabeza, por lo que existe un margen notable de cara a la convergencia del espectro con ellos.

Gráfico 8. Análisis comparado en banda ancha móvil.
Análisis comparado en banda ancha móvil
Fuente: Elaboración propia a partir de CNMC, Eustat, Eurostat.

A continuación se describen cada uno de los indicadores analizados.

1. Adopción de banda ancha móvil

La adopción o penetración de la banda ancha representa la capacidad de comunicación mediante tecnologías móviles. Para ello este indicador mide el número de tarjetas SIM activas por cada 100 personas, valor que se normaliza entre 0 y 100.

País Vasco, con un valor normalizado estimado del 53,04% la adopción de banda ancha móvil en los hogares se sitúa ligeramente por encima de la media de los países de la Unión Europea (47,1%), a una distancia considerable de los países nórdicos (Dinamarca, Suecia, Estonia), que se forman un grupo en el entorno del 70%-80% e incluso cerca del 100% en Finlandia.

Gráfico 9. Adopción normalizada de banda ancha móvil (%)
Adopción normalizada de banda ancha móvil (%)
Fuente: Eurostat, CNMC.

2. Cobertura 4G

Como indicador del grado de despliegue de la infraestructura de redes avanzadas se emplea la cobertura 4G en los hogares. Este conjunto de tecnologías LTE (Long Term Evolution) se basan en tecnologías GSM/EDGE y UMTS/HSPA, y muestran el grado de evolución tecnológica de las redes de comunicación. El empleo de este indicador, dado el carácter evolutivo de las tecnologías de telecomunicación, en el futuro será sustituido por otras tecnologías, como las llamadas 5G.

En su conjunto, el indicador normalizado denota un notable grado de desarrollo y maduración de estas tecnologías, aunque algunos países cuentan con una relativamente menor implantación. El País Vasco, con un 97,9% se encuentra en muy desarrolladas en cobertura 4G, solamente superados por Dinamarca y Suecia. Estas condiciones permiten el desarrollo de servicios basados en conectividad 4G.

Gráfico 10. Cobertura 4G (%).
Cobertura 4G (%)
Fuente: CNMC, Eurostat.

3. Espectro

Para analizar, tanto el grado de aprovechamiento como las potencialidades de empleo del recurso físico que posibilita las comunicaciones inalámbricas, se analiza el nivel de ocupación del espectro de radiofrecuencia. Según este indicador, se señala el grado en que se está ofreciendo en el mercado la capacidad del espectro de radiofrecuencia a disposición de los operadores del mercado de telecomunicaciones. Igualmente, este indicador está relacionado con las condiciones de competición del sector de las comunicaciones.

Dado que la regulación sobre esta materia recae sobre el Gobierno de España, la posición del País Vasco es equivalente a la española, con la salvedad de algunas frecuencias regionalizadas cuyo impacto no resulta especialmente relevante. Con un 58,4% El País Vasco se sitúa ligeramente por encima de la media de la Unión Europea, muy lejos de países que como Alemania (100%), Polonia (87,5%) o Letonia (86,5%) ya han regulado y comercializado franjas del espectro a sus operadores móviles.

Gráfico 11. Uso del espectro, indicador normalizado (%).
Uso del espectro, indicador normalizado (%)
Fuente: Eurostat.
  1. El valor se ha calculado a partir del grado de adopción de 2015 sobre el que se ha aplicado un factor de crecimiento equivalente al de España para el período 2015-2016.

  2. Valor estimado