18 diciembre 2017 

Orkestra analiza la vulnerabilidad financiera de las micro y pequeñas empresas de ambos territorios. Mediante este análisis se busca hacer frente a la situación facilitando los instrumentos necesarios para revertir el estado en el que se encuentran el 30% de las 500.000 compañías analizadasAccede al informe.

Observatorio economico financiero

El Observatorio Económico Financiero de la Pyme, que se desarrolla con el apoyo del Instituto Vasco de Finanzas, tiene previsto estudiar trimestralmente la evolución de estas instituciones partiendo de los datos obtenidos por SABI-Informa.

Actualmente en comparación con el resto del territorio español -con un 34% de empresas en situación de vulnerabilidad financiera- Euskadi y Navarra presentan mejores datos y una evolución positiva en lo que respecta a su financiación.

Los sectores comercio y servicios representan más de la mitad de las empresas en situación de debilidad, siendo las micro empresas las que peores datos presentan.

Desagregando la situación por territorios, Bizkaia es el territorio más perjudicado (31%) frente a Gipuzkoa (28%). En este último caso, Goierri y Donostialdea son las regiones con mejor situación financiera.

Según Ibon Gil de San Vicente, subdirector de Orkestra y director del Observatorio “las tendencias indican que la evolución es positiva, en parte debido a la continuidad de la política expansiva por parte del Banco Central Europeo y la mejora de los datos económicos” y añade que “es momento de que las empresas aprovechen la coyuntura para mejorar su situación”.

En esta línea, el trabajo concluye que es importante continuar trabajando en la mejora del acceso a los canales de financiación en todos los segmentos empresariales y facilitar un proceso de diversificación de proveedores de financiación. En el caso de las Pymes señala que es esencial disminuir la dependencia bancaria. Para ello, el Observatorio señala necesario continuar mejorando las capacidades y competencias de gestión financiera para que estas puedan incorporar nuevas fuentes más allá de la deuda tradicional. Asimismo, añade que hay que continuar paliando las situaciones de asimetría de información existente y finalmente, el estudio ve preciso superar las limitaciones culturales que las empresas tienen respecto a la utilización de financiación no bancaria. 

Global partners

Partners