Un paseo por la playa, durante las vacaciones de verano, acompañada de una cálida brisa y un mar en calma, han traído a mi mente algunas de las lecciones extraídas sobre energías oceánicas durante la última Bilbao Marine Energy Week .

El mar no es sólo un entorno para el ocio, vía de transporte y fuente de alimento; también puede convertirse en una fuente de energía, inagotable y limpia; sobre la que existen numerosas incertidumbres.Es cierto que se trata de una fuente de energía inmadura, que requiere de tiempo y muchos esfuerzos de inversión para lograr la posición competitiva de que disfrutan otras fuentes renovables. Existen diferentes formas de aprovechar el potencial energético del mar (olas, mareas, gradiente térmico, etc.), pero todas ellas tienen en común el complicado entorno en que se desarrollan (alta mar), los elevados costes de operación y mantenimiento, que en ocasiones superan los de capital, ya de por sí elevados (equipos, anclaje, fondeo, cimentación); la dificultad de acceso para reparar averías en mar abierto y otras más.

Pero no todo son malas noticias, existen multitud de iniciativas (a continuación se muestran algunos ejemplos), con prototipos y modelos, donde los expertos son, cada vez más, conscientes de la importancia del diseño, de su simplicidad y de la necesidad de la integración (turbinas+salida de la energía).

Energia marina sistemas

No se puede obviar a la luz de las imágenes que la investigación, el desarrollo y la innovación son elementos clave de esta actividad emergente.

La colaboración intersectorial con actividades como el oil&gas offshore, la navegación, la defensa o la pesca, entre otros; que se han enfrentado ya a algunos de los retos de esta fuente energética, se hace imprescindible o, al menos, conveniente. También la colaboración a nivel internacional, con la puesta en común del conocimiento, que a través de los ensayos se está obteniendo, y partidas presupuestarias conjuntas más elevadas resultan ser una baza importante para su desarrollo.

Es necesario que haya un cambio de actitud, que los inversores acepten menores niveles de rentabilidad que los habituales, al fin y al cabo es una tecnología joven; que se reduzcan los plazos de pruebas; lograr un equilibrio de costes, como en muchas actividades y quizás avanzar hacia la estandarización de los sistemas y lograr el apoyo gubernamental.

slider06

La CAPV ha apostado por esta fuente de energía a largo plazo, muestra de ello son la central undimotriz de Mutriku (296 kW) que opera desde 2011, o las instalaciones de BIMEP, que permiten a los fabricantes de sistemas probar sus equipos y facilitar su instalación demostrativa.Además, parece que existe una voluntad real de cooperación entre las empresas del clúster de la energía del País Vasco y de aquéllas del Foro Marítimo Vasco. No obstante, este proceso puede preverse lento, más si se tiene en cuenta el entorno económico en que nos encontramos.

energia marina

Mientras se avanza en este campo de la energía oceánica, sólo nos queda disfrutar de una mar en calma en verano, mientras se acerca de nuevo el espectáculo lleno de energía de la mar brava en invierno.

P1070244


macarena larrea

Macarena Larrea

Macarena es Doctora en Promoción y Desarrollo de Empresas por la Universidad del País Vasco. Realizó una tesis sobre la “Internacionalización de los costes externos de la producción eléctrica”.

Ver perfil completo


Global partners

Partners